Fuente de la Puda

A 1 km. de El Solei

Hay escritos de la fuente de la Puda (también llamada Font Pudosa) del siglo XV. Su agua sulfurosa cálcica fría se utilizaba con fines curativos y, incluso fue comercializada en tiempos modernos.

Debido al éxito alcanzado por sus aguas, en 1862 se contruyó una nueve fuente y el edificio actual: el balneario de la Puda. A partir de aquí, se desarrolló el turismo en Banyoles. Los turistas conocían las aguas del balneario por sus propiedades medicinales Sus aguas sulfure-carbonatadas se aconsejaban para el tratamiento de enfermedades de la piel y los huesos. También para los problemas de circulación sanguínea y de las vías respiratorias.

No fue hasta finales del siglo XIX que el turista que visitaba el balneario aprovechó para visitar el lago. Actualmente, el balneario está en ruinas, a pesar de ser un monumento protegido como bien cultural de interés local.

x