Santuario de Mare de Déu del Mont

Itinerario circular de 77 km.

Banyoles es una ciudad adosada a un lago; en ella se respira un sosiego que recuerda al de una población balnearia.

Salimos entre campos a ritmo de una orografía ondulada que prepara las piernas para el esfuerzo que ha de venir. Una vez en Crespià, ponemos rumbo a la Nacional 260. Allí, el antiguo Hostal del Vilar, actualmente restaurante, marca el inicio de la ascensión al Mont, con casi mil metros de desnivel en 19 kilómetros.

La ascensión se endurece a partir del collado de Serra: los 10 kilómetros restantes presentan muros que rozan la cota del 15%, una oportunidad para entrenar la potencia, de pie o sentado sobre la bicicleta, y poner a prueba las dotes de escalador. Una vez coronada la cima, el descenso hacia Beuda y Besalú es traidor a causa del estado del asfalto y de la estrechez del camino.

 Asfaltado.